Actualidad
18 de junio de 2014

El arte del Grafiti: Pinceles Urbanos

Buenos Aires es hoy una referencia de la cultura del grafiti, a tal punto que fue sede del Festival Internacional de Arte en Espacio Público, reuniendo a cien de los mejores grafiteros del mundo. Ahora es el turno de varias empresas que han convocado a grafiteros, para crear imágenes a fin de promocionar sus productos o pintar sus instalaciones, como Gillette, McDonald's, Ford, el shopping Dot y Coca-Cola, entre otras.

El arte de pintar con aerosol las paredes de las ciudades nació como una expresión de rebeldía, vandálica por cierto. En Buenos Aires, por ejemplo, constituye una contravención penada con de uno a quince de trabajo comunitario, o con una multa de 200 a 6 mil pesos. No obstante, en los hechos el Estado porteño no aplica la ley, sino más bien, promueve la creación de un padrón de grafiteros y paredes pasibles de ser pintadas. En este sentido, según los artistas, Europa es muchísimo más restrictiva.

La figura del grafitero que vivía en el límite entre el arte y el vandalismo ha ido mutando en gran medida hasta ser parte del circuito más tradicional del arte o producir a pedido de grandes empresas. Para muchos grafiteros es un pasaje natural, un proceso evolutivo propio de la madurez artística. Es el caso de Daniel Stroomer.



Último Número

Argentime: The Argentine Review
Conozca la edición 86, nuestro último lanzamiento.
ampliar

Contacto

Para información sobre la revista y suscripciones:
Tel: 54 (11) 4711-7375
E-mail: info@argentime.com.ar